El cristal templado no solo puede cumplir con requisitos estéticos, sino también con la seguridad y protección del personal o de los materiales, lo que ha generado que sea una tendencia en la arquitectura contemporánea.

Con el cristal templado se cubren espacios más grandes con vidrio y menos elementos de soporte.

Estas son sus aplicaciones:

Decoración: antes de ser templado el vidrio puede ser decorado con diversas técnicas como el grabado y la impresión digital, logrando así espacios con un estilo artístico que además brinda seguridad al aumentar la visibilidad del material.

Muro de vidrio: forma una pared transparente que no es enteramente una ventana, sino una pared de cristal. En caso de terremotos, vientos fuertes y otros eventos naturales, son lo suficientemente fuertes como para doblarse y resistir el movimiento natural de la estructura.

Protección: se utiliza para todas las partes de vidrio del automóvil como son puertas y parabrisas.

Escaparates: se emplean cuando es necesario aumentar la resistencia y por tanto aumentar la seguridad para proteger los artículos que muestran.

Superficies: para su uso en pisos o escaleras es importante calcular el espesor del vidrio utilizado de acuerdo con el propósito, el tráfico y las condiciones. Para evitar accidentes es necesario algún tipo de tratamiento antideslizante.

Artículo creado con información de Megaglass.com.mx.